El Grito de Dolores: mitos, equivocaciones y malas interpretaciones…

 

                                                          Hidalgo con estandarte ante campesinos. Imagen tomada de Editorial Clío.

POR FRANCISCO VERDAYES ORTIZ

fverdayes@hotmail.com

 

 “¡Viva la religión católica! ¡Viva Fernando VII! ¡Viva la Patria y viva y reine por siempre en este Continente Americano nuestra sagrada patrona, la

Santísima Virgen de Guadalupe!  ¡Muera el mal gobierno!”

 

¿Qué fue lo que realmente dijo Miguel Hidalgo y Costilla, cura de la parroquia de Dolores en la madrugada del 16 de septiembre de 1810? ¿Cuáles fueron exactamente sus palabras? Por qué se pronunció a favor de Fernando VII?  ¿De qué lado estaba Miguel Hidalgo? Estos son algunos de los mitos, equivocaciones y malas interpretaciones que se han dado en torno al Grito de Dolores.

Miguel Hidalgo, óleo sobre tela de Antonio Fabres, imagen tomada de: Eduardo Báez, La pintura militar de México en el siglo XIX. Secretaría de la Defensa Nacional, 1992.

 

1.- Miguel Hidalgo no buscaba cortar con España, sino la igualdad de condiciones entre criollos (hijos de españoles nacidos en México) y peninsulares, pues desde el reinado de Carlos III (1759–1788) los puestos de mayor decisión dentro del gobierno, incluso el clero, estaban reservados para los nacidos en España.

En 1808, tras la invasión francesa a España, los criollos pretendieron formar un gobierno provisional para la Nueva España encabezado por ellos, sin embargo, los peninsulares sintieron perder sus privilegios y reprimieron este movimiento mediante un golpe de Estado en contra del Virrey José de Iturrigaray, por el hecho de simpatizar con los nativos.

Eso explica por qué la arenga de ¡Viva Fernando VII! Ya que la idea de los criollos era reintegrarse a España tan pronto el Rey se sacudiera el yugo francés. Por lo que hace a la voz de ¡Muera el mal gobierno! Evidentemente se refería al gobierno golpista de los españoles. Lo anterior nos pone en un predicamento: ¿Es realmente Hidalgo el Padre de la Patria, si comprobado está que no buscaba la independencia?

2.-  El Grito de Dolores no se llevó a cabo en la noche del 15 de septiembre de 1810, como lo hemos venido realizando en los últimos 113 años. Sucede que en 1896 el presidente Porfirio Díaz ordenó el traslado de la Campana de Dolores a la Ciudad de México, para ser colocada en Palacio Nacional, y tocada por primera vez en el zócalo capitalino. Eso pudo estar bien, pero el presidente Díaz se tomó otro atrevimiento: ajustó la festividad para hacerla coincidir –mañosamente– con la fecha de su cumpleaños: 15 de septiembre.

3.- Hidalgo jamás gritó ¡Viva México! Porque en ese momento no se sabía el nombre de la futura nación. Esta idea equivocada es sumamente popular. Y hay algo más…

4.- El 16 de septiembre de 1810 NO se celebra la independencia de México, pues curiosamente en esa fecha ni siquiera se estaba buscando. El Grito de Dolores es apenas el inicio de una guerra de once largos años, que va tomando forma de independencia al paso del tiempo.

5.- Que la lucha armada estaba contemplada para el 21 de diciembre, pero tuvo que adelantarse al 16 de septiembre. Esto es de lo más común: confundir la conspiración de Valladolid (1809) con la conspiración de Querétaro (1810).

En la conspiración de Valladolid, en la que participaron Fray Vicente de Santa María, José Mariano Michelena y José María García Obeso, la fecha era el 21 de diciembre, pero fueron traicionados y capturados. En la conspiración de Querétaro, con Miguel Domínguez, Josefa Ortiz de Domínguez, Ignacio Allende, Juan Aldama, y Miguel Hidalgo, la lucha se preparó para el 1 de octubre, y aunque también fueron traicionados ya nadie los detuvo.

6.- ¿Por qué celebramos el 16 de septiembre de 1810 y omitimos olímpicamente el 28 de septiembre de 1821, fecha exacta del Acta de Independencia?  Bueno, a Maximiliano de Habsburgo (Emperador de México de 1864 a 1867) le tocó hacerse la misma pregunta ¿Cuál fecha celebrar? ¿El inicio de la guerra de independencia o la consumación de la misma? Optó por la primera y dio el Grito en Dolores, el 16 de septiembre de 1864, y con ello reafirmó la fecha de la conmemoración nacional.

 

 

LAS FECHAS MÁS SIGNIFICATIVAS DEL GRITO

*1812. Con una descarga de artillería, el General Ignacio López Rayón recuerda el día 16 de septiembre de 1810 como el día del Grito de Dolores. Es la primera conmemoración.

*1813. José María Morelos solicita que se solemnice al día 16 de septiembre de todos los años como el día aniversario en que se levantó la voz de independencia.

*1824. Reconocida la soberanía de México el Congreso Constituyente declara fiesta nacional el 16 de septiembre.

 *1825. El presidente Guadalupe Victoria celebra por primera vez, oficialmente, la Independencia de México.
*1846 y 1847. La invasión norteamericana provoca que no haya celebraciones oficiales.

*2010.- El presidente Felipe Calderón Hinojosa lleva a cabo dos ceremonias del Grito. La primera el 15 en Palacio Nacional. La segunda en Dolores Hidalgo, ceremonia que se realizó en el mismo lugar,  mismo sitio y a la misma hora (seis de la mañana) donde en 1810 lo dio el padre Miguel Hidalgo.