La Rama, los villancicos del Sur…

  *Los adultos que nacieron en Quintana Roo deben recordar cuando, en diciembre, acompañaban a La Rama por las calles del barrio o la recibían frente a sus hogares.

 POR GLORIA PALMA ALMENDRA

glopalma@yahoo.com.mx

                                        (Publicado en diciembre de 2007. Edición No. 58)

  La Rama es una tradición navideña en la Península de Yucatán (incluyendo Quintana Roo) y en Veracruz. Se canta durante las fechas de las posadas, del 16 al 24 de diciembre. Principalmente son niños los que cargan La Rama, de cualquier árbol como tamarindo, ramón o naranjo pero sin hojas, y la adornan con guirnaldas o tiras de huano y de papel de China, pelo de ángel, globos y, a veces, un farolillo de cartón.

Adornada así, La Rama podría parecerse a un árbol de Navidad, con la diferencia de que no se coloca en un sólo lugar sino que se lleva en procesión por los barrios. Estos recorridos se realizan por la noche y en varias casas. Antes, el recorrido terminaba en la casa donde se ofrecía la posada, con dulces típicos y piñatas.

En el trayecto de La Rama, los niños cantan versos y piden aguinaldo. Se asemejan a los peregrinos que piden posada y que van de casa en casa cantando villancicos. Tradicionalmente, contaban con acompañamiento musical, ya sea de instrumentos de la región o de una simple lata con piedritas dentro a modo de maraca.

Espiritualmente La Rama se interpreta como un rito para purificar hogares, calles y ciudades. Se dice que con las ramas se barre la basura, las enfermedades, las malas vibras. Que cuando se lleva La Rama a los hogares, es señal de buena voluntad y por ese buen gesto la familia anfitriona ofrece la tradicional posada, repartiendo hojuelas, tamales, dulces y atole.

Desde el punto de vista religioso, La Rama incorporó el diezmo de la iglesia al pedir aguinaldo en especie o monedas, el cual, al no ser concedido, provoca la picardía de los intérpretes cuanto cantan la despedida.

Los versos que se cantan son generalmente villancicos de seis sílabas, aunque la composición puede variar según el ingenio de los cantores. La letra más tradicional de la canción en Quintana Roo, es:

 Me paro en la puerta

me quito el sombrero

porque en esta casa

vive un caballero.

Vive un caballero,

vive un general

y nos da permiso para comenzar.

Naranjas y limas

limas y limones

aquí está la virgen

de todas las flores.

En un jacalito

de cal y de arena

nació Jesucristo

para Nochebuena.

A la media noche

un gallo cantó

y en su canto dijo:

“Ya Cristo nació”.

Zacatito verde, lleno de rocío

el que no se tape

se muere de frío.

Señora Santana,

¿por qué llora el niño?

Por una manzana que se la ha perdido.

Que no llore por una, yo le daré dos

una para el niño y otra para Dios.

La calaca tiene un diente,

tiene un diente.

Y la muerte tiene dos.

Si nos dan nuestro aguinaldo, aguinaldo

se lo pagará el señor.

 

(Y dependiendo de si se le da algo a La Rama  se canta…)

Ya se va la rama

muy agradecida

porque en esta casa fue bien recibida.

Pasen buenas noches, así les deseamos

pasen buenas noches, nosotros nos vamos.

(O si no le toca nada a La Rama , pues…)

Ya se va la rama

muy desconsolada

porque en esta casa no le dieron nada.

Pasen buenas noches, así les deseamos…