“Se levanta en el mástil mi bandera”… El canto que inmortalizó a Xóchitl Palomino

• La letra fue escrita en 1956 para cantarse en jardines de niños. El Ejército no sólo dio su anuencia, la hizo suya y la volvió obligatoria. Es el segundo himno mexicano

Por Francisco Verdayes Ortiz

fverdayes@hotmail.com

¿Cuántos de nosotros no hemos entonado este magnífico canto que de niños interpretábamos con el pecho erguido?… “…como un sol entre céfiros y trinos… muy adentro en el templo de mi veneración… oigo y siento contento latir mi corazón… Es mi bandera, la Enseña Nacional… son estas notas su cántico marcial…” Sin embargo, es poco difundida la historia de esta letra que bien puede ser considerada como el segundo himno nacional, el llamado Toque de Bandera.

En 1932 la Secretaría de Guerra y Marina (hoy Secretaría de la Defensa Nacional) convocó a un concurso para realizar un toque marcial (corneta y tambor) que fuera oficial en las ceremonias civiles y militares. El ganador fue el maestro Juan Pío Manzanares, y sus acordes se convirtieron en toque reglamentario y obligatorio a partir de 1934.

Por coincidencia fue en el mismo año de la convocatoria del concurso, cuando nació en la ciudad de México, la niña Xóchitl Angélica Palomino y Contreras, el día 3 de enero de 1932, hija del Mayor de Infantería Mariano Palomino Villaseñor y de la educadora Magdalena Contreras Millán.

En 1947 Xóchitl ingresó a la Escuela Nacional de Maestros para cursar la carrera de Profesora de Educación Primaria, y en 1950 estudió la carrera de Profesora de Educación Preescolar, carreras de las que egresó con los títulos correspondientes y recibiendo mención honorífica en sus exámenes profesionales.

HACER LA LETRA DE LA MÚSICA

La combinación de ser hija de militar y profesora fue gestando en ella una lógica inquietud: Ponerle letra al Toque de Bandera.

“En mis prácticas escolares como estudiante de la ahora Benemérita Escuela Nacional para Maestros y de la Nacional de Maestras para Jardines de Niños, pude observar las muy variadas y hasta disímbolas formas que se tenían para rendir honores a nuestra Enseña Patria, tanto en escuelas primarias como en jardines de niños, y siendo hija de un militar de carrera siempre me ha impresionado profundamente la forma marcial como el ejército rinde los honores de ordenanza a nuestro Lábaro Patrio.

“Para mi fortuna ya había estado presente en innumerables ceremonias cívicas militares, por lo tanto surgió en mí la idea de que tal vez sería conveniente que, ya existiendo desde el año de 1934 el toque de corneta reglamentario conocido precisamente como Bandera, bien podría adaptársele una letra adecuada, que fuera fácil de memorizar por los niños y que pudieran entonar en las ceremonias que así lo requirieran para ir despertando en ellos el sentimiento patrio y el amor y respeto por nuestra Bandera”.

Cómo era de suponerse Xóchitl encontró el respaldo en sus padres y algo más que eso, ayuda eficaz, según narra en un escrito realizado por ella en 1988:

“Así, poco a poco, fue cobrando forma la idea. Surgían versos que luego eran desechados puesto que era necesario encontrar las palabras adecuadas para que coincidiera el texto con la música sin que se perdiera la idea y sobre todo la intención total del verso.

“En esta ardua tarea tuvo un papel determinante el Mayor Guillermo Estrello González, quien fuera entonces director de la Banda de Música de la 1ª. División de Infantería, y quien además realizó la transcripción musical para que el toque militar pudiera ser tocado en el piano”.

PROPUESTA DEL CANTO PATRIO “TOQUE DE BANDERA”

Una vez concluida la obra y temerosa como educadora que recién empieza su ejercicio profesional, Xóchitl envió la propuesta a la Dirección General de Educación Preescolar de la Secretaría de Educación Pública, explicando los motivos que le habían impulsado a realizarla. A su vez la dependencia, considerando que se trataba de un toque militar y que tal vez se encontraría alguna objeción para cantarla en los jardines de niños por parte de las autoridades militares, envió un oficio a la Secretaría de la Defensa Nacional, para solicitar el permiso correspondiente.

Sucedió todo lo contrario: El Ejército no sólo autorizó a la Dirección General de Educación Preescolar que el Toque de Bandera se cantara en jardines de niños sino que incluso su autora recibió una calurosa felicitación por escrito de parte del General de División Tomás Sánchez Hernández, en ese entonces alto funcionario de la Secretaría de la Defensa Nacional, era el año de 1956.

Meses más adelante el secretario de Educación Pública, licenciado José Ángel Ceniceros, determinó enviar el canto al Instituto Nacional de Bellas Artes. Ahí el maestro Luis Sandi Meneses le dio amplia difusión, y a partir de 1957 ya no sólo se cantaba en los jardines de niños, sino también en las escuelas primarias, secundarias y hasta en las Normales para maestros o para Educadoras de nuestra República entera.

Xóchitl Palomino nunca imaginó que su iniciativa tuviera tanto éxito; que su Canto Patrio Toque de Bandera, ajustado a los acordes militares, rebasara sus expectativas. En 1988 así se expresaba:

“Han pasado muchos años y por la índole de los trabajos que he desempeñado en la Secretaría de Educación Pública tuve que realizar visitas técnicas a un gran número de Instituciones Educativas de diversos niveles en toda la República Mexicana, por lo que he estado presente en diversas ceremonias cívicas en las que niños, jóvenes y adultos mexicanos han entonado el Toque de Bandera, momentos en los que no dejo aún de experimentar una profunda emoción”.

La profesora y educadora Xóchitl Angélica Palomino y Contreras falleció en la ciudad de México el día 30 de noviembre de 1996, logrando pasar a la inmortalidad gracias a su aporte de gran amor a la Patria y a la niñez que dejara en las estrofas del Toque de Bandera. (Con datos tomados de www.toquedebandera.org)

 

 

 

LETRA DEL TOQUE DE BANDERA

Letra: Xóchitl Palomino

Música: Juan Pío Manzanares

Se levanta en el mástil mi Bandera,

como un sol entre céfiros y trinos

muy adentro en el templo de mi veneración,

oigo y siento contento latir mi corazón

Es mi bandera, la enseña nacional,

son estas notas su cántico marcial.

Desde niño sabremos venerarla

Y también por su amor, ¡vivir!

Almo y sacro pendón que en nuestro anhelo

como rayo de luz se eleva al cielo

inundando a través de su lienzo tricolor

inmortal nuestro ser de fervor y patrio ardor.

Es mi bandera, la enseña nacional,

son estas notas su cántico marcial.

Desde niño sabremos venerarla

Y también por su honor, ¡morir!

       

 

9 Comments

  • EN WIQUIPEDIA APARECE LA LETRA TAMBIEN PERO NO ESTÁ ESCRITA COMO AQUI…¿CUAL DE3 LAS DOS ES LA CORRECTA?

    • Por supuesto la de nosotros… la sacamos de una página del hijo de la maestra Palomino…

      • Hola! Buenas tardes, requiero localizar al hijo de la Maestra Palomino, tendrán ustedes la manera que me puedan facilitar? He intentado por medio de la página del Toque de Bandera pero no lo he logrado, no se si ya la quitaron.
        Les agradezco de antemano.

      • Me encantó la información de esta página. Es así como yo recuerdo que me lo enseñaron. No sé por qué ahora insisten en cantar 2 veces “por su amor, vivir”

        Es incongruente.

  • Me da mucho gusto encontrar que en esta página si venga en el final de la segunda estrofa, lo correcto:
    1er. estrofa final “por su amor, vivir”
    2a. estrofa final “por su honor, morir”

    Es un error muy común que repitan el final de la primera en la segunda. Es tan incongruente…

    No sé cómo localizar, si alguien sabe, más documentos que acrediten esta aclaración.

    Yo recuerdo este canto desde el Jardín de Niños y la Primaria, la Secundaria y la Preparatoria.

    El objetivo de la autora fue rebasado, (SIC) …para ir despertando en ellos el sentimiento patrio y el amor y respeto por nuestra Bandera”.

  • y cuál es el significado de almo y sacro?

  • Me gusta la información. Gracias por que me disiparon la duda del verso que dice “por su honor, ¡vivir!” y que al final es “por su honor, ¡morir!”